sábado, 22 de diciembre de 2012

NOCHE

Testigo de las dudas y la iniquidades
eterna complice de los coitos furtivos que trascienden
amiga de tertulia de las lueciernagas,
te dejas apagar para que enciendan sus faroles intermitentes

Testaferro de las letras mas abrasadoras del alma
y de las elucubraciones afortunadamente tercas
del bien y del mal.

Insondable vieja que cuenta misterios
de la pobredumbre de los mortales casi vivos
que se postran ante tu presencia para descansar sus huesos
cansados como los dias del sol.

Vertiginosa marea oscura
ola temida hasta por el mas cruel de los mares
sobre el que recae tu pesada carga mortuoria.

Heme aqui en el monte de las miserias
tiritando la tierra torpe que arma mis carnes
gimiendo por uno solo de tus besos
temidos besos, temerosos besos, pero al fin besos.

No hay comentarios: