martes, 24 de noviembre de 2009

HACIA LA VIDA

Despelléjome los complejos, hiero en el alma a los temores no sé si funcionan los reflejos, y si del hígado vienen los temblores. Libero las huestes de la lengua, insuflo verdades en la sangre, y euforía a mi paso que mengua, entre marañas de pelambre. Hidrato las brasas tenues, de los valores libertarios, en el pulmón de cuando en vez, hasta que quemen tus lastres Arios. Veo el excremento fétido fluir, dentro de las entrañas albergantes, siendo como prístinos diamantes, que vienen de vivir.

6 comentarios:

Manolo Jiménez dijo...

La vida en sus múltiples variantes y facetas.

Todo es vivir cuando se es.

Abrazos.

-·º·.María Andreé.·º·- dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
-·º·.María Andreé.·º·- dijo...

Obscuro y crudo.

Peter dijo...

¡Muy bueno!

Buenos textos. Saludos.

Estrada dijo...

gracias a todos. saludos y abrazos

Estrada dijo...

ConSte el autor no elimino nada aqui se revive todo. Todo edification.