viernes, 30 de octubre de 2009

LAS MANOS

En el verde menta de la campiña arqueadas en circunferencia viciosa entre las hojas de las piñas trabajaron las manos ociosas. Labriegas, absortas, tìmidas plumas de aves volando en atardecer al ojo de los felices pumas nuestras manos comienzan a reverdecer......continua

EL TREN

No tardes, porque mi tren silvando viene a cargar mis despojos necesarios en otros destinos arrastrando el vientre tremulo Entre vagon...