sábado, 14 de febrero de 2009

DE LOS NARCOTICOS Y SUS TEMAS

Me alegra compartir este recinto con personas letradas Me fascina oir su elocuencia Sus discusiones sobre ciencia Y sus inextricables filosofadas. Tiñen en mi timpano esos verbos afilados Bruñidos con las mas profunda cultura Los atesoro como a estos manjares destilados Que en cualquier boca saben a dulzura. Mientras los tiempos discurren Y los destilados se guardan en los diafragmas Fenómenos raros ocurren Las ideas fluyen como de los volcanes los magmas ¿Y?... Tal parece que algunas palabras tuvieron dolo Pues los disertantes abandonaron sus atriles ¿atriles? Será que siempre he estado solo o acompañado de yerbas secas y muchos abriles.

2 comentarios:

Prado dijo...

Llámese también la esquizofrenia provocada. Gústome! Salúdole!

Orlando Alvarez dijo...

No pudo usted llamarle de una manera màs justa y por demàs, apegada a lo que quise. Gracias.