viernes, 20 de febrero de 2009

ALMACIGO

Sembre tu semilla, resplandeciene, tierna a la orilla del clavel en medio de raices de olivo roce tus petalos de entrepierna entre nectares que aun livo. naciste cual fervor de mensaje en pueblo racional, instintiva, medular e insaciable cual persona atroz y variable pensar ilogico e irrascible. creciste entre columnas de humo terriblemente libre e insospechable talvez demasiado, asumo, pero luz del mundo, disimil y amable. Tu aterciopelado negro cual bruma en altos alpes cual hojas de lloron cedro se esfuman de mi mano cual pez. mueres a mis grises ojos vives, en muchas almas seguire cargando mis despojos cual cocotero a sus palmas

4 comentarios:

More Baker dijo...

Qué hermoso.Me encantó ese final!
Abrazos.

Estrada dijo...

Me siento privilegiado, de encontrarme con tus palabras, siendo que eres una gran escritora, mil gracias.

More Baker dijo...

Vine a dejarte mis saludos, mis deseos por un feliz fin de semana. Y me encontré con estas palabras tan lindas para mí que agradezco, pero que claro está no merezco.
Un abrazo para ti.

Estrada dijo...

Claro que si las mereces, son tuyas ahora, recien ingreso a este mundo blogero y a las letras, siempre tus comentarios son bienvenidos, y esperados. gracias.