viernes, 20 de febrero de 2009

ALMACIGO

Sembre tu semilla, resplandeciene, tierna a la orilla del clavel en medio de raices de olivo roce tus petalos de entrepierna entre nectares que aun livo. naciste cual fervor de mensaje en pueblo racional, instintiva, medular e insaciable cual persona atroz y variable pensar ilogico e irrascible. creciste entre columnas de humo terriblemente libre e insospechable talvez demasiado, asumo, pero luz del mundo, disimil y amable. Tu aterciopelado negro cual bruma en altos alpes cual hojas de lloron cedro se esfuman de mi mano cual pez. mueres a mis grises ojos vives, en muchas almas seguire cargando mis despojos cual cocotero a sus palmas

lunes, 16 de febrero de 2009

DEL CUENTO Y OTROS CUENTOS

Atenta, a lo que en esta noche te cuento Primero, me alegra Contar con tu presencia En esta penumbra donde Simplemente contaba las estrellas. Aunque te cuento que de todas ellas Ya perdí la cuenta y en realidad solo Cuento las más bellas. Quise hoy ensayar un cuento pero los recursos Con los que cuento Apenas si los cuento Me encanta contarte entre mis amigas Aunque para hacer mi cuento Como Dios con babel Contigo yo no cuento. Sé que cuentas hermosos cuentos Cuéntame uno donde yo figure No de galán, con eso no cuento O cuéntame de esos besos tuyos Con los que no cuento y de aquellos afortunados a quienes me cuentas que ni los cuentas Pero mirate en esta espontaneidad Realmente con esto no contaba Sígueme callando de esa manera asi el que este cuento cuenta, el cuento ya no cuenta

sábado, 14 de febrero de 2009

DE LOS NARCOTICOS Y SUS TEMAS

Me alegra compartir este recinto con personas letradas Me fascina oir su elocuencia Sus discusiones sobre ciencia Y sus inextricables filosofadas. Tiñen en mi timpano esos verbos afilados Bruñidos con las mas profunda cultura Los atesoro como a estos manjares destilados Que en cualquier boca saben a dulzura. Mientras los tiempos discurren Y los destilados se guardan en los diafragmas Fenómenos raros ocurren Las ideas fluyen como de los volcanes los magmas ¿Y?... Tal parece que algunas palabras tuvieron dolo Pues los disertantes abandonaron sus atriles ¿atriles? Será que siempre he estado solo o acompañado de yerbas secas y muchos abriles.

MI NATURALEZA, TUYA

No entiendo aún mi naturaleza Busco extensiones tuyas y aún, el aura en tu cabeza pero no veo ¿Cómo de mi huyas? ¡Vaya forma de olvidarte! Viéndote en todo mi orbe Tu figura en cada parte Mi aliento absorbe. Campararte es mi apotegma avieso Hasta mi paradigma arengado Con musas desconocida me he vengado Ni así mi norte avizoro, lo confieso. A mis opiniones abdiqué ¿Qué más puedo decir de ti? Lo tuyo feneció, indiqué Aunque, la soledad refuta esto en mi. Parezco adalid beligerante Porque te envisto a ratos Pero resulto ser tan tolerante de celos, creo, son conatos. No quiero que veas mis desdobleces Por eso me ves cándido En catervas de jueces Criticándote como bandido. Veo tus dos yo: El que quieres que te vean Y aunque no me crean Todo aquello que solo sé yo. Guardo celos de tu mentira diligente Urdida a mis costillas Eres santa para la gente Guardando besos míos en tus rodillas. Persigo tu perfume en la vecindad Del cuello ajeno Me conformo de esa ruindad Aunque sé: con eso me enveneno.

EL MOMENTO

Es una porción de rocío que esperé en mi mano y se disipó en su llegada Es justo el paso del enternecido sol al atardecer de un verano por la espalda de una montaña Es el transitar por el esponjoso mar de nubes que cubren la serranía Es la combustión de un as de leña en las voraces llamas de un fuego nocturno Es lo que tarda el arcoíris sin lluvia. Y lo que dura las embestidas bestiales del amor Es el cigarro preferido de la pasión El delirio de persecución de la felicidad El nidito celestial de los amantes, pero no lo saben El transcurrir dela hoja del árbol para besar el suelo La Niñez La Juventud Lo que tarda la vida Y en fin, el preludio de la muerte.

ESPONTÁNEO

Este es el día en que aparece y desaparece La dignidad en solo horas, La bendita no escarnece Y vilipendiada la adoras. Magna virtud: Para ser, un escuálido corpóreo Que ama su incomprendida estolidez Dios se apiade de tu nervio y tu palidez
Como de tu lascivo jadeante estentóreo

Jazmines y Esmeraldas

JAZMINES Y ESMERALDAS Jardín único en mi universo A tus caricias tierno me postro Zarza benigna en mi rostro Miro delicadezas tuyas en mi verso. Imberbe luz que brillas en mi alma Neruda sin verte justicia no hizo El poema mas bello seria tu rizo Solo tus ojos me llenan de calma. Más, parece que el sol Esta desde de un diecinueve Rendido a ti, más opaco que la nieve Alabando partituras en sol. Loas a mi clavel-rosal De aureolas iluminada Adoro reina colosal El momento feliz de tu llegada . Sobre tu faz dormida Tengo díafanas remembranzas Riego Esmeralda querida Amaneceres de esperanzas. Donde tu perfume aparece Aparece pureza de colores Magnífica naturaleza que crece Eres calma a mis dolores. No solo es tu pureza Eres también bello carisma Nunca dejarás de ser jueza De mi locura y cisma Esmeralda Jazmín Esmeralda reza Zeus y los bello son tu belleza misma